5 pasos para acelerar tu Ubuntu

Portatil antiguoSi tenemos un ordenador con un mes de antigüedad, posiblemente no necesitemos acudir a esta guía, sin embargo si tenemos un ordenador un poco antiguo y notamos que nuestro Ubuntu es algo perezoso, tal vez lo mejor es consultar esta pequeña guía para acelerar tu Ubuntu en tan sólo cinco pasos.

Estos 5 pasos para acelerar tu Ubuntu son pasos muy simples y sencillos que pueden realizar todo el mundo sólo basta con leer detenidamente y cumplirlos. Los resultados son inmediatos y nuestro Ubuntu se acelerará aunque no podrá alcanzar la velocidad que haría cambiar el equipo por un ordenador completo.

1º paso para acelerar tu Ubuntu: Aplicaciones de Inicio

Primero hemos de ir al Dash y luego escribir “Aplicaciones al Inicio“. Tras pulsar se nos abrirá una ventana con un listado de aplicaciones y servicios que se inician en nuestro Ubuntu cuando encendemos el ordenador. Esta lista puede ser escueta  y ligera pero si el pc va lento, la lista puede ser muy larga. Sólo hemos de desmarcar los servicios que consideremos innecesarios como los programas de impresora, los discos duros virtuales u otro tipo similar de servicio.

2º paso para acelerar tu Ubuntu: Activar los drivers de la tarjeta gráfica.

Tanto Unity como otros escritorios usan muchos efectos gráficos para atraer al usuario. A veces si nuestro Ubuntu no usa los drivers adecuados, el sistema puede volverse lento con la gestión de gráficos. Por ello mismo la mejor opción es usar drivers propios que mejoren la gestión de los gráficos. Si utilizamos una tarjeta gráfica de Intel no hay problema ya que Ubuntu usará los drivers que le corresponden, si tenemos una tarjeta AMD Ati necesitamos ir a Ajustes–> Software y actualizaciones –>Controladores adicionales y seleccionar la opción privativa. Si tenemos una tarjeta Nvidia, tenemos que repetir la operación anterior pero seleccionar el driver con la numeración más alta que será el driver más actualizado.

3º paso para acelerar tu Ubuntu: Cambiar de entorno de escritorio.

El tercer paso es más sencillo que los anteriores: cambia de escritorio. Unity no es una opción pesada pero existen muchos escritorios más livianos como Xfce, LxQT, Enlightenment o sencillamente usar otro gestor de ventanas como OpenBox o Fluxbox. En cualquier caso el cambio será sustancial y nuestro Ubuntu se acelerará bastante.

4º paso para acelerar tu Ubuntu: Cambiar el Swappiness

El swappiness es el proceso de memoria que gestiona nuestra partición Swap, si tenemos un valor alto, muchos archivos y procesos irán a esta memoria que suele ser más lenta que la memoria ram. Si la reducimos al minimo, Ubuntu destinará más procesos a la memoria ram del sistema que es más rápida. Entonces para ello cambiaremos el valor swap. Abrimos una terminal y escribimos lo siguiente:

sudo bash -c "echo 'vm.swappiness = 10' >> /etc/sysctl.conf"

5º paso para acelerar tu Ubuntu: Limpiar archivos innecesarios

También Ubuntu crear archivos temporales o archivos basura de instalaciones fallidas, instalaciones antiguas, etc… Esto hace que Ubuntu también se ralentice bastante. Para solucionarlo, la mejor opción es utilizar Ubuntu Tweak, una gran herramienta que además de personalizar nuestro Ubuntu, limpiará nuestro sistema de archivos basura y archivos temporales.

Conclusión

Hay que tener en cuenta que estos pasos son básicos pero no sustituirán el hardware nuevo ni tampoco un aumento de memoria ram ni nada similar. Hay que tenerlo en cuenta porque estos pasos acelerarán tu Ubuntu pero no harán milagros, por otra parte existe la opción de que aceleren tu Ubuntu pero otras aplicaciones lo ralenticen, en especial Mozilla Firefox y Libreoffice, para estas aplicaciones escribimos un post especial que nos habla de cómo acelerarlas. Tomad nota si es vuestro caso. Sé que existen muchas recetas para acelerar aún más vuestro Ubuntu o menos ¿vosotros que métodos utilizáis para acelerarlo?


Categorías

Tutoriales, Ubuntu

Joaquín García

Historiador e informático. Mi actual meta es conciliar estos dos mundos desde el momento en el que vivo. Ah y estoy enamorado del mundo GNU/Linux. Abierto a cualquier pregunta. Preguntar no es ofender.

Escribe un comentario