Apple lanza Swift 2.2 con soporte para Linux

Swift 2.2 en Ubuntu

Ayer por la tarde, Apple celebró un evento en el que presentó dos nuevos dispositivos: el iPhone SE y el iPad Pro de 9.7 pulgadas. Más tarde, lanzó nuevas versiones de todos sus sistemas operativos, lo que incluye iOS 9.3, OS X 10.11.4, tvOS 9.2 y watchOS 2.2. Fue un día en el que tambien  lanzaron más actualizaciones de su software, como iTunes 12.3.3 y Xcode 7.3. Pero, ¿por qué escribimos en Ubunlog sobre lo que hace o deja de hacer Apple? La respuesta es que también actualizó Swift y esa actualización sí que interesa para los desarrolladores de Linux. La nueva versión del lenguaje de programación que Apple presentó en 2014 es Swift 2.2.

A finales principios de diciembre de 2015, la compañía de la manzana anunció que haría Swift de código abierto. Ayer día 21, tres meses después de aquella promesa, la comunidad Linux ya puede descargar la versión de producción de Swift 2.2, pero en estos momentos sólo podrán usarla los usuarios de los sistemas operativos cuyo kernel están basados en Ubuntu 14.04 LTS (Trusty Tahr) y Ubuntu 15.10 (Wily Werewolf).

Swift 2.2 incluye soporte para Swift en Linux. El port para Linux aún es relativamente nuevo y en este lanzamiento no se incluyen las bibliotecas del núcleo de Swift (lo que aparecerá en Swift 3). Sin embargo, el port incluye LLDB y REPL“, Ted Kremenek.

Swift 2.2 se distribuye como parte de Xcode 7.3

Swift 2.2 se distribuye como parte del entorno de desarrollo integrado de Xcode 7.3 para usuarios de Mac OS X, pero la comunidad Linux puede conseguir los binarios para Ubuntu 15.10 y Ubuntu 14.04 desde su página oficial. En la misma página también hay información que detalla cómo instalarlo. La última versión de Swift no es una actualización mayor, pero el soporte para Linux y el hecho de ser una opción de lenguaje de programación más seguro que alegra a los desarrolladores de Linux.


Categorías

Ubuntu

Pablo Aparicio

Apasionado por todo tipo de tecnología, tanto del hardware como del software. Adicto a escuchar toda clase de música y a tocar (guitarra y bajo) la que mis límites me permiten. MTB es otro de mis hobbies: camino que veo, camino que cojo.

Escribe un comentario