Apt-Build, otra opción para instalar paquetes de manera manual

Apt-Build, otra opción para instalar paquetes de manera manual

Ayer os hablaba de cómo instalar paquetes en Ubuntu de manera manual, es decir, sin la ayuda de ningún repositorio ni programa externo, es decir, lo que viene a “ser a mano“. Os advertí que el proceso es lioso y complicado, muchas veces da errores por las dependencias y otras por los paquetes que ya tenemos instalados, es decir, que se necesita tener un nivel alto para instalar los paquetes desde código fuente. Por ello, hace unos años salió a la luz el comando Apt-Build, un comando que tenía la comodidad de las herramientas externas, como la instalación vía repositorio pero usaba la optimización que se lograba con el método descrito ayer.

Apt-build es una herramienta que tiene su truquillo por lo que normalmente no la tenemos instalada por defecto, pero sí que se encuentra en los repositorios oficiales por lo que podremos instalarlo en nuestro sistema operativo.

¿Cómo instalar Apt-Build?

Para poder instalar Apt-Build, lo mejor es usar la terminal, aunque se puede hacer desde Synaptic o desde el Centro de Software de Ubuntu. Así para instalar desde la terminal , la abrimos y escribimos

sudo apt-get install apt-build

Una vez que hemos iniciado la instalación, veremos un montón de paquetes que va a instalar. No os preocupéis, son librerías standard o paquetes necesarios para compilar paquetes, su extensión es pequeña por lo que no tienen mucho problema, al revés, será bueno tenerlo. En el momento de la instalación, nos aparecerá 4 pantallazos con cuatro preguntas sobre la instalación. La primera de ellas será para pedirnos permisos para escribir una linea en los repositorios. Apt-build creará un repositorio dónde descargará el paquete, le compilará y desde ahí lo instalará en el equipo, por lo que necesita crear la linea en el repositorio. El segundo pantallazo nos preguntará que tipo de compilación queremos, lo recomendable es marcar nivel medio, ya que si marcamos agresivo, el sistema puede tardar mucho en instalar paquetes y si usamos el nivel bajo, la optimización será escasa. El tercer pantallazo nos pedirá que comandos queremos usar, cómo no conozco ninguno en especial, lo dejo como está y pulso enter. Por último, el cuarto pantallazo nos pregunta por la familia de procesador que tenemos. Este pantallazo es muy importante, por lo que tenemos que estar seguros de la familia marcada. Si tenemos dudas lo mejor es escribir en la terminal esto

 sudo nano /proc/cpuinfo

y el archivo abierto nos mostrará la familia a la que pertenece nuestro procesador. Una vez resuelto esto, terminará la instalación y tendremos nuestro sistema listo para usar.

¿Cómo usar Apt-Build?

El uso de Apt-Build una vez que lo hemos instalado es sencillo: funciona igual que el comando Apt-Get, por lo que para instalar algo tendremos que hacer

sudo apt-build install nombre_del_paquete

Existen muchos más comandos y opciones, cómo poder compilar el paquete pero no instalarlo, algo que viene muy bien si tenemos un servidor. Comentarlos y escribirlos aquí es una tarea ardua e ilógica por lo que os recomiendo que uséis el comando

man apt-build

Os mostrará toda la información necesaria, aunque con todo esto ya tendréis un sistema muy optimizado sin ser gurúes de la informática. Ahora sólo os toca disfrutad de vuestro Ubuntu.


Escribe un comentario