Munich se pasa a Ubuntu ¿ y España?

Munich se pasa a Ubuntu ¿ y España?

Con el inicio de semana se ha dado a conocer una noticia muy polémica y agradable para los usuarios de Ubuntu y del Mundo Gnu/Linux. Munich distribuirá y adoptará Ubuntu como su principal sistema operativo, abandonando así el vetusto Windows XP. Este proceso de cambio lo realizará a lo largo de este año y parte del siguiente, comenzando por la distribución de discos de instalación de Lubuntu.

Lubuntu el sabor elegido por Munich

Parece ser que este cambio de software está bastante bien estudiado, ya que el sabor de Ubuntu que usará Munich será Lubuntu, un sabor más acorde con Windows XP. Este cambio no sólo es debido al fomento de las nuevas tecnologías y similitudes gráficas con Windows XP sino más bien responde a aspectos económicos, sobre todo lo relacionado con las licencias de software. Según los estudios que se han realizado, la adopción de Lubuntu por parte de la administración alemana supondrá un ahorro de 8 millones de euros a la administración alemana de Munich.

La ciudad ya estuvo hace tiempo “tonteando” con el mundo de software libre, concretamente con el proyecto de Limux 2 durante el año 2003. Pero, como casi todas las administraciones, Munich no se decidió en exclusiva por el software libre.

Y con esto salto al caso español, uno de los más comentados en lo que a distribuciones relacionadas con las administraciones se refiere. Muchos conocemos o hemos oído hablar de distribuciones que han sido o son creadas y mantenidas por administraciones locales españolas, algunas están basadas en Ubuntu como Guadalinex, pero hasta el momento ninguna distribución ha sido adoptada para el uso y necesidad de la Administración española. Es más, se ha llegado a invertir dinero en compra y acuerdos comerciales de productos de software privativo, como los netbooks con Windows que no hace mucho se compraron. Lo bueno de todo ello, según mi opinión es que Munich será un perfecto ejemplo europeo de como las administraciones pueden usar software libre sin perder calidad y ahorrando dinero que puede ser dirigido a otros fines como la educación o la sanidad. Parece un discurso muy demagógico, pero hasta el momento nadie lo hace, ¿habrá alguien que lo cumpla? Espero que Munich desarrolle bien este proyecto, como hasta ahora lo está haciendo y podamos ver sus frutos rápidamente.

 


Escribe un comentario