MuseScore, la nota musical de Ubuntu

MuseScoreÚltimamente y con el fenómeno de los smartphones y dispositivos inteligentes, son muchas las profesiones y aficiones que están cambiando y que se ven repercutidas por este cambio. Pero lamentablemente hay una que no ha sufrido mucho cambio y es que parece que lo electrónico está reñido con lo musical.

Muchos de vosotros me diréis que la música ha inundado lo digital, pero hay ciertas lagunas que aún existen como la manipulación de partituras, creación y publicación. Una actividad casi fundamental en el mundo musical pero que tiene pocas alternativas. MuseScore es una de estas alternativas que tras su última actualización se ha visto bendecida por la integración con dispositivos inteligentes, pero esta sincronización no es la única bondad de MuseScore 2.

MuseScore es un editor de partituras que nos permite modificarlas, crearlas o compartirlas, además ofrece la posibilidad de subirlas a la nube con lo que podemos consultarlo a través de sus aplicaciones o a través de la web. También incorpora un reproductor MIDI para oír lo que escribimos y ayudarnos de nuestro oído y como no, tenemos la opción de vista continua lo que hará que los últimos smartphones sean ideales para reproducir una partitura sin tener que pasar la odiosa hoja, todo de una vez.

MuseScore permitirá sincronizar nuestras partituras de Ubuntu con nuestro Android

Claro está, si tenemos Windows o MacOS es ideal, pero ¿y si tenemos Ubuntu? Pues también, porque MuseScore no sólo está escrito para esos sistemas operativos sino también para Ubuntu y el Mundo Gnu/Linux.

Es más en el caso de Ubuntu, MuseScore  o MuseScore 2  ( la última versión) la encontramos en el Centro de Software de Ubuntu para que cualquier neófito pueda instalarlo sin problemas. Además la última versión corrige algunos problemas que tenía el programa para leer partituras escritas con versiones anteriores, pero tal cosa ha sido resuelta.

Si realmente necesitáis un editor de partituras para vuestro trabajo o afición, desde luego MuseScore merece la pena probar ¿ no creéis?


Escribe un comentario