Procastinar en Linux tiene los días contados con FocusWriter

focuswriter

Dice el diccionario que procastinar es un verbo transitivo que alude a diferir o aplazar, concretamente una tarea cuya ejecución solemos retrasar gracias a otras actividades más placenteras para nosotros. Pero aquellos que no quieran perder más el tiempo y se hayan fijado obtener el máximo rendimiento de su trabajo a través de un entorno en Linux, deben conocer una útil herramienta que les ayudará en esta labor.

Se trata de FocusWriter, una aplicación para Linux y otras plataformas que evitará cualquier tipo de distracción en tu ordenador mientras te encuentras desarrollando una tarea de escritura. Ya sea documentar un trabajo, elaborar una tesis o una sencilla carta, la concentración está asegurada gracias a esta utilidad que no puede faltar entre vuestras herramientas básicas de trabajo.

Independientemente de la profesión que desarrollemos, la productividad es algo que siempre se valora en un empleado. Ser eficiente depende muchas veces de encontrarnos en un entorno que esté libre de distracciones donde podamos lograr nuestra mayor concentración. Para ello, emplearemos la herramienta FocusWriter, una utilidad muy simple que gestiona un entorno libre de distracciones en nuestro sistema. Con una interfaz muy amplia, que deja libre toda la pantalla al ocultarse automáticamente hasta detectar el movimiento del ratón, permite la inmersión del usuario en su trabajo gracias a que mantiene el mismo look-and-feel del escritorio que tengamos seleccionado.

Características

FocusWritter implementa las siguientes funciones:

  • Soporte para formatos de documento TXT, RTF básico y ODT y múltiples documentos al mismo tiempo.
  • Temporizadores y alarmas configurables.
  • Esteblecimiento de objetivos diarios.
  • Temas totalmente configurables y soporte multi-idioma.
  • Efecto de sonido de máquina de escribir (seleccionable).
  • Autoguardado (opcional).
  • Estadísticas (opcional).
  • Modo portable (opcional).

Instalación

El primer paso que debemos llevar a cabo es la instalación de la herramienta. Para ello, ejecutaremos los siguientes comandos desde la consola del terminal.

sudo add-apt-repository ppa:gottcode/gcppa
sudo apt-get update
sudo apt-get install focuswriter

Una vez seguidos estos pasos, podemos lanzar la utilidad desde el escritorio:

focuswriter dash

o si escribimos:

focuswriter

Uso de FocusWritter

Tan pronto como lanzamos el programa, accedemos al interfaz principal de la aplicación. Como podréis ver, todo muy minimalista:

focuswriter principal

Al arrancar el programa, podremos comenzar a escribir desde el primer momento. La interfaz es lo suficientemente sobria como para alejar de nosotros cualquier distracción. Si esperamos unos segunos, incluso el propio cursor del ratón desaparecerá también de la pantalla.

Desplazando el ratón por la parte superior de la pantalla, aparecerá el menú de la aplicación, desde donde podemos acceder a las distintas opciones del programa. Entre ellas, están las típicas que nos permiten manejar ficheros, emplear los distintos estilos o acceder a las herramientas.

focuswriter menu

Una de las utilidades que nos brinda este programa es un temporizador programable, que es accesible desde el menú de Herramientas a través del apartado Temporizadores.

focuswriter timer

Si creamos una nueva alarma, se activará una alerta de tipo toaster en nuestro escritorio cuando se cumpla el plazo que hayamos programado.

focuswriter-alarm

Otras de las funciones que nos permitía FocusWriter era marcarnos objetivos diarios, que podemos definiar a través del menú de Preferencias. Entre ellos están un tiempo de trabajo concreto o cierta cantidad de palabras escritas. Para poder completar un hito, es necesario que cumplamos al menos con el progreso que definamos dentro de este mismo apartado.

focuswriter-daily-goals

El resultado de nuestros progresos podemos visualizarlo a través del menú Progreso diario, accesible desde Herramientas > Progreso diario. Asimismo, es posible comprobar cuántos días consecutivos hemos alcanzado nuestro propósito.

focuswriter-daily-progress

Por último, cabe mencionar la capacidad que posee FocusWriter de implementar diferentes temas en su interfaz. Los motivos son realmente sencillos, y afectan tanto a la imagen de fondo de pantalla como a la combinación de colores que se emplea en el documento y el texto. Dentro de galería, podemos elegir uno de los temas predefinidos o crear el nuestro propio, para así hacer más ameno nuestro trabajo frente al ordenador.

focuswriter temas

Como veis, FocusWriter conseguirá reducir al máximo cualquier distracción de vuestro sistema y mejorará vuestra productividad.

 

Fuente: How to Forge.


Categorías

Software

Luis Gómez

Ingeniero informático y administrador de sistemas. Es un apasionado de la tecnología en general y de la informática en particular. Le gustan los libros de ciencia ficción y el cine de suspense.

Escribe un comentario