El Repositorio y el Sources.list de Ubuntu

El Repositorio y el Sources.list de Ubuntu

Este post está dedicado a los más novatos con la distribución y especialmente en el mundo GNU/Linux.

Hoy hablaremos de uno de los archivos más importantes en el mundo GNU/Linux. Nos referimos al archivo Sources.list . El nombre de este archivo ya es bastante inspirativo e indicativo de lo que puede ser, a poco de inglés que conozcamos.

El funcionamiento de una distribución Gnu/Linux es sencilla, tenemos los componentes del sistema operativo por un lado y por el otro tenemos una conexión segura a un servidor donde el sistema operativo se provee de programas, paquetes y actualizaciones. Esta cualidad que a muchos paranoicos de la seguridad les puede parecer un gran agujero es una de las mejores cualidades que tiene y que permite mejorar día a día a las distribuciones.

Ubuntu posee una serie de servidores y una serie de aplicaciones que nos permite actualizar y asegurar nuestro sistema operativo así como mejorar nuestra interacción y experiencia de actualización, pero aun así lo más recomendable es la edición manual de este archivo.

¿ Cómo edito y mejoro mi archivo Sources .list?


La edición de tal archivo es muy fácil pero a la vez es necesario hacerlo con permisos de administrador.

 

¡Cuidado!

La edición errónea o borrado de la información puede hacer inestable al sistema operativo e incluso llegar a convertirla en inoperante. Un buen medio de seguridad es abrir el archivo con gedit, copiar la información y pegarlo en una hoja de texto de LibreOffice u otra de gedit. Tanto Ubunlog como yo no nos hacemos responsable de lo que pase aunque hay muchas copias del sources.list de Ubuntu.

Abrimos la terminal y escribimos

Sudo gedit /etc/apt/sources.list

Nos pedirán la contraseña y tras confirmarla se nos abrirá una pantalla de Gedit con el texto del archivo. Puede ser que escribamos mal la dirección de arriba, el resultado será una hoja en blanco, entonces cerramos sin guardar y volvemos a escribirlo bien.

Si tenemos Ubuntu 12.10 o 12.04 o hemos actualizado a la 12.10 nos aparecerá un archivo con el siguiente

El Repositorio y el Sources.list de Ubuntu

Las primeras líneas que incluyen la palabra cd-rom son referencias al cd de instalación, siempre vienen con las palabras “deb cdrom:” aunque se haya instalado a través de la red o de un usb. A partir de aquí empiezan a aparecer diversas líneas que empiezan con “deb http://” o “deb-src”. La primera línea indica la dirección física del servidor o repositorio que es el nombre que recibe el servidor que contiene los paquetes. La segunda línea indica la dirección de las fuentes de los programas.

Además habrá líneas que empiecen con ##. Éstas líneas son líneas comentadas que bien tienen texto que explican el repositorio que sigue o bien son repositorios a los que no queremos que nuestro sistema operativo acceda. En cualquier caso, el sistema al ver estos símbolos al comienzo de la línea entiende que lo que sigue no es necesario y salta a la siguiente línea que no empiece por este signo.

Hay momentos en los que el repositorio está dañado temporalmente o no queremos que se instale la versión de un programa de ese repositorio, entonces la mejor opción es poner este signo al comienzo de la línea del repositorio y dejaremos de tener problemas. Ojo, si se comenta un repositorio, es decir, se pone la # al comienzo de la dirección del servidor, hay que comentar también la dirección de las fuentes, ya que si no dará error.

 

¿Y cómo agrego un repositorio que un amigo me ha dicho?

Bien, para añadir un repositorio sólo tenemos que dirigirnos al final del documento y poner la dirección del repositorio y la dirección de las fuentes, es decir, el deb y deb-src.

 

¿Y cómo sé que es un repositorio válido?

Toda dirección valida de repositorio tiene este formato:

Deb http://direccion_del_servidor/nombre_carpeta nombre_de_version (main o universe o multiverse o main restricted, etc)

Esta última parte de la línea indica las secciones del repositorio: main es principal, mientras que main restricted indica la sección de software restringido.

La única precaución que hay que tener en este archivo por lo general es que se intente poner repositorios de la misma versión, es decir, si tenemos Ubuntu 12.10 en los repositorios tendrá que aparecer “quantal”( siempre es la primera palabra de la distribución) sino, corremos el riesgo de que al actualizar, nuestro sistema mezcle paquetes y versiones y se vuelva loca llegando al estado de “distribución rota” que es cuando el sistema del uso de repositorios no funciona adecuadamente.

Una vez puesto los repositorios a nuestro gusto, sólo tenemos que guardar y cerrar. Nos dirigirnos a la consola y escribimos

Sudo update

Sudo upgrade

Y así comenzaría la actualización de la lista de paquete s que reconoce el sistema operativo.

Si habéis leído el Tutorial entero veréis que es sencillo, probad por lo menos a ver el archivo. Merece la pena. Saludos.

Más Información – Como agregar repositorios PPA a Debian y distribuciones basadas en esta,

Imagen – Wikipedia


Escribe un comentario