Sigram, el Telegram para Ubuntu

Sigram
Ya hace unas semanas, con motivo del lanzamiento  de la nueva versión de Ubuntu, os hablamos de una posible alternativa para usar Telegram en nuestro Ubuntu y así tener sincronizado tanto en el móvil como en el ordenador nuestras conversaciones y contactos de mensajería instantánea, poco después os hablamos de un scope que permitía hacer lo mismo pero usando Unity, el escritorio de Ubuntu. Y aunque hoy os presentamos una tercera vía, ésta parece prometer más que las anteriores. Sigram es como se llama este cliente y aunque tiene menos vida que las otras opciones, ya está siendo ampliamente usada, dejando de lado las anteriores vías.

Sigram ha sido creado por una empresa iraní, su fin es llevar Telegram a todos los ordenadores con Gnu/Linux, aunque sus primeros paquetes son debs para Ubuntu. Sigram está escrito en Qt5 y QML, por lo que se adapta bastante bien a los entornos Gnu/Linux aunque las pruebas que han realizado algunos bloggers demuestran que la aplicación no es tan ligera como afirman decir.

Sigram incorpora sus notificaciones en Unity

Entre las principales funciones de Sigram, se encuentra las funciones básicas de cualquier cliente de mensajería instantánea, se conecta a la red de Telegram, afirma poder enviar imágenes y archivos ( y decimos afirma porque hasta el momento no se ha podido realizar esta función), se integra con Unity y con KDE Telepathy, con Unity no sólo se integra sino que además nos notifica los mensajes nuevos, los contactos, etc…

Actualmente la única manera que existe para tener Sigram en nuestro sistema es bajarnos el paquete deb de la página del desarrollador o sencillamente, bajarnos el paquete con el código fuente y compilarlo con nuestras manos, cosa que no recomiendo para los novatos.

Opinión

Realmente Sigram no aporta nada nuevo al panorama del Software, pero si cumple con una petición que teníamos muchos desde hace mucho tiempo, el poder usar una red de mensajería instantánea tanto en el pc como en la tablet, smartphone o portátil, algo que Sigram está consiguiendo y que otras opciones, aunque más antiguas como Skype, no parecen cuajar del todo.


Escribe un comentario