Sigue la polémica con la propiedad intelectual de Ubuntu

Ubuntu CommunityHoy es el día de apreciación o también llamado UCADay, un día destinado a agradecer la labor desinteresada que hacen los desarrolladores, pero aún así, el día se ha teñido de polémica y discusión. Uno de los temas más polémicos y punzantes dentro de la historia de Ubuntu es el tema de la propiedad intelectual.

Matthew Garret es uno de los que han sacado otra vez el tema de una manera flagrante. La cuestión se remonta a la época en la que Ubuntu hizo ademan de sus marcas registradas y evitó que los proyectos no oficiales pudieran usar las marcas de Canonical.

La propiedad intelectual sobre el proyecto Ubuntu ha salpicado el UCADay

Esto hizo que se revisasen las políticas de propiedad intelectual y que no se pudiera utilizar las marcas registradas aunque sí el código. Matthew Garret afirma que la situación actual permite la reutilización del código pero el poder hacerlo significaría eliminar todo rastro de Ubuntu y sus marcas por lo que habría que hacer prácticamente otra distribución, por lo que realmente Ubuntu no es tan abierto como nos hace pensar. Por el lado de Shuttleworth, se afirma que si es abierto y que las marcas es otro materia que nada tiene que ver o que no restringe el uso de Ubuntu.

Aunque parezca sencillo, el tema trae cola y podemos decir que está durando más de lo esperado. Las voces son muy criticas al respecto y creo que el tema es importante pero en este día esas cosas se deberían de haber guardado porque sencillamente es un día de agradecimiento a todos aquellos que han hecho posible esto, no sólo a los desarrolladores sino también a los que han ayudado como los betatesters. En este día, sacar los problemas es fácil pero también bochornoso, por lo menos para toda la Comunidad de Ubuntu.


Categorías

Noticias, Ubuntu

Joaquín García

Historiador e informático. Mi actual meta es conciliar estos dos mundos desde el momento en el que vivo. Ah y estoy enamorado del mundo GNU/Linux. Abierto a cualquier pregunta. Preguntar no es ofender.

Escribe un comentario