Windows consigue su propio apt-get gracias a Chocolatey

chocolatey

Ciertamente, ha sido curiosa la noticia que ha llegado hoy a nuestros oídos. Y es que parece que el sistema operativo Windows ha recibido un aporte a su entorno realmente atractivo para todos aquellos usuarios con alma linuxera que quieran comenzar a exprimir la línea de comandos de ese sistema. Hasta hoy, Windows había sido típicamente un sistema operativo que hacía hincapié en su sofisticada GUI para dejar el entorno de consola dedicado a la administración y el uso de comandos avanzados.

El objetivo que persigue este nuevo programa es doble: por una parte y gracias a la aparición de esta aplicación denominada Chocolatey, se proporciona un medio rápido y sencillo de obtener de forma automáitca todo el sotware que requiere el equipo; por otra, Chocolatey trata de fomentar el uso de la línea de comandos y enseñar a los usuarios que, en muchas ocasiones, el uso de la consola facilita más su tarea que el propio entorno GUI. ¿Es Chocolatey el apt-get de Windows?

ejemplo-chocolatey

Chocolatey es una aplicación que se ejecuta sobre la PowerShell de Windows y utiliza la infraestructura de paquetes de NuGet para lograr una función similar al comando apt-get de Linux, pero dentro de Windows (quién se lo iba a decir a la empresa de Redmond). Salvando las distancias con los repositorios que posee el sistema Linux, donde existe la experiencia de muchos años y un mayor recorrido en este campo, Chocolatey parece ser un buen comienzo para Windows.

Chocolatey es, como su propia página web indica, una aplicación que se distingue de otros programas que también administran repositorios software en varios aspectos:

  • En primer lugar, Chocolatey no se basa en entornos gráficos. Sólo la versión profesional admite esta característica y realmente no llega a ser nunca necesaria.
  • Además, Chocolatey emplea paquetes comunitarios de software y no propietarios.
  • Al estar gestionado por la propia comunidad de usuarios, el software que dispone no presenta con seguridad una compatibilidad plena en nuestro equipo, aunque al estar revisado por usuarios y moderadores es altamente fiable.
  • Por último, Chocolatey puede actualizar el software con un simple comando, siendo mucho más flexible y poseyendo más paquetes que el resto.

Como podeis ver, Chocolatey no supone ninguna revolución en su campo, pero su filosofía comunitaria y su precio (gratuíto si no se desea el entorno gráfico) le dotan de cierto interés.

El uso de este programa os resultará familiar a la mayoría de vosotros. La mayoría de sus comandos poseen una estructura basada en sentencias como choco install paquete1 paquete2 paquete3, chocolatey update paquete o chocolatey uninstall paquete. Resulta una aplicación bastante útil y que hace lo que promete: facilitar la vida de los usuarios cuando quieren instalar un nuevo software en su equipo. Si queréis visitar su repositorio podéis hacerlo a través del siguiente enlace al proyecto de Github. Además, podéis conseguir toda la documentación a tráves de la Wiki que han elaborado. Sin duda este puede ser un buen comienzo para explorar otros entornos que no se basen sólo en ventanas.


Categorías

Off-Topic

Luis Gómez

Ingeniero informático y administrador de sistemas. Es un apasionado de la tecnología en general y de la informática en particular. Le gustan los libros de ciencia ficción y el cine de suspense.

5 comentarios

  1. Alan Guzman  Alan Guzman dijo

    Pfff Sheyo Osuna

  2.   Jorge Vasquez dijo

    Utilizo Chocolatey desde hace mucho tiempo ya y les diré que la versión de interfaz gráfica funciona sin pagar ni nada que raro que no se hayan enterado antes de este programa, saludos.

  3.   Federico Damián dijo

    Windows 10 ya trae OneGet, por cierto 😉

Escribe un comentario