Xorg vs Wayland vs Mir

wayland-vs-mir El título de la noticia lo dice todo. X11 ha sido durante décadas el protocolo estándar para comunicarse con Xorg, además de otras implementaciones de X Window System. Su primera versión surje en 2004 y desde entonces ha sido incluído en las principales distribuciones Linux, tales como  Debian, Gentoo Linux, Fedora, Slackware, openSUSE, Mandriva, Cygwin/X y por supuesto, Ubuntu. A pesar de ser perfectamente operativo aún, Xorg fue diseñado hace más de una década y desde entonces se han sucedido numerosas mejoras en el área de la renderización. A grandes rasgos, todos los elementos de la pantalla como ventanas, botones o fuentes han dejado de invocarse en el servidor (cómo lo debes mostrar) por los clientes (qué debes mostrar), para pasar a un modelo en el que estos últimos adquieren todo el protagonismo. Analizamos el viejo Xorg y las grandes alternativas de futuro, Wayland y Mir, en un artículo en el que las opiniones y comentarios están abiertos. Xorg ha supuesto durante décadas la principal implementación de X-Window en GNU/Linux, pero el antiguo sistema sobre el que se apoyaba ha variado sustancialmente hasta la época actual, casi desapareciendo por completo. El modelo actual se apoya principalmente en la base del cliente, donde se envían pixmaps o imágenes completas de la pantalla contra el servidor de display y el gestor de ventanas, fundiéndose ambas en lo que finalmente se muestra al usuario. Queda entonces preguntarse, qué función le queda a Xorg en este caso si no es la de intermediario entre los dos anteriores. Además de incorporar otra capa sin funciones reales, supone una ralentización inherente a toda aplicación y un punto más que debe securizarse dentro del sistema, puesto que la aplicación está a la escucha de cualquier entrada y acepta peticiones de otros clientes de ventanas. Romper con el protocolo X11 y comenzar de nuevo parecía buena idea y así parte la idea de Wayland, un protocolo de servidor gráfico y una biblioteca para sistemas Linux que surge, a partir de 2010, como la aplicación sobre la que correría el futuro Unity. Además, se propuso como estándar para plataformas móviles que emplearan el sistema operativo móvil de Ubuntu, Ubuntu Touch.wayland

Ejemplo de visualización con Wayland

Durante todos estos años, la gente de Canonical ha mostrado su intención de apoyar totalmente en sus distribuciones esta aplicación, pero la realidad es que aún hoy día no ha logrado despegar completamente. De hecho, las primeras versiones de Ubuntu Touch hicieron uso de SurfaceFlinger, el servidor gráfico de Android, para llevar a cabo la tarea de renderización y, en las últimas versiones, ha sido Mir el motor destinado a correr en todas las ediciones del sistema operativo Ubuntu, reemplazando a los dos mencionados previamente de forma paulatina. La idea principal no se ha perdido: eliminar capas intermedias supone un incremento en el rendimiento del sistema puesto que deben redirigirse menos datos a los respectivos clientes y esto supone un incremento mayor en la seguridad del equipo. Wayland además no requiere un controlador para gráficos en 2D, al contrario que Xorg con DDX ya que todo se elabora en el lado del cliente, reutilizándose los drivers de DRM/KMS para mostrar el resultado final de la imagen. mir

Ejemplo de visualización con Mir

Mir no supone una variación sustancial de lo que Wayland supone, a parte de implementar su propio protocolo y emplear APIs propias. Sin embargo es específico para Ubuntu y Unity 8, lo que es a la vez una ventaja, por su diseño propio y optimizado, y un inconveniente, al no poderse incluir en otros sabores de Linux. La última beta lanzada de Ubuntu 16.10 (Yakketi Yak) viene acompañada de una actualización de Mir, que además se está optimizando para un mejor funcionamiento bajo controladores para tarjeta de Nvidia.

Con toda esta información, el debate está servido: ¿Conseguirá Mir el apoyo absoluto de Canonical o coexistirá con Wayland? ¿Qué futuro le deparará entonces a este segundo servidor gráfico? ¿Serán proyectos que se apoyarán conjuntamente hacia el mismo fin común?


Categorías

Gráficos

Luis Gómez

Ingeniero informático y administrador de sistemas. Es un apasionado de la tecnología en general y de la informática en particular. Le gustan los libros de ciencia ficción y el cine de suspense.

5 comentarios

  1.   peret dijo

    Me parece perfecto que Ubuntu haya optado por usar y desarrollar MIR. Pero por favor dejad de atacar a Wayland con argumentos técnicos que son como poco incorrectos. Wayland ya ha sido utilizado en plataformas móviles como Sailfish o Tizen. En el caso de Sailfish, Jolla sacó un telefóno en 2013. Por otro lado KDE, Gnome y Enlightenment tres de los escritorios más usados van a usar Wayland. En KDE, a día de hoy ya es posible ejecutar una sesión bajo wayland de manera estable (lo se porque lo he hecho). GNome ha anunciado que pasará ha wayland por defecto en su próxima versión. Así que como ves Wayland está lejos de ser un proyecto “atrasado”.
    La única razón que Canónical tiene para desarrollar MIR es la de tener el control completo sobre la tecnología. Está en su pleno derecho. Pero en lugar de escatimar sus recursos en desprestigiar a Wayland, debería dedicarse al desarrollo de MIR y su convergencia que no acaba de llegar.

    1.    Filo dijo

      ¿Pero en qué parte de este artículo se ataca a Wayland? No es un proyecto atrasado, sobre todo desde que Canonical lo abandonó por Mir. Aún así, ambos parecen estar todavía lejos de sustituir al viejo Xorg.

  2.   q3s dijo

    “peret” no creo que nadie este atacando a nadie, simplemente el autor dio su punto de vista.. Vos tendrás el tuyo, compartilo con los demás y dejanos a nosotros (los lectores) comprender el estadio de los proyectos! Gracias por la nota!

  3.   Jorge Romero dijo

    Mmmmm
    Pero las mayorias de las distribuciones usaran Wayland como Fedora o Opensuse (Yo la uso), Arch y derivados.
    Y tambien hay que tener en cuenta los drivers de las tarjetas graficas tienen que adaptarse a un protocolo y de seguro sera Wayland

    Mir solo es una estrategia del mercado

Escribe un comentario