AppImage: lo bueno y lo malo de este tipo de paquetes de software

Lo bueno y lo malo de las appimageTratándose Ubunlog de un blog sobre Ubuntu, en un principio, no debe sorprender si del tipo de paquete de nueva generación del que más se habla es de los Snap. Canonical lanzó este nuevo tipo de paquete en 2015 y lo implementó en Ubuntu con la llegada de Ubuntu 16.04 LTS. Hace algo menos de tiempo, aunque salieron meses antes, también hemos empezado a hablar de los paquetes Flatpak y hoy vamos a hablar de las AppImage, de lo bueno y lo malo de este tercer tipo de paquetes de nueva generación.

Lo primero que tenemos que decir es que las AppImage son un tipo de paquete que tienen poco de nuevo. Nacieron como “klik” en 2004, por lo que son tan antiguas como el mismísimo Ubuntu. Aquel tipo de paquetes fue la raíz de lo que conocemos hoy, aunque antes de recibir el nombre actual también llegó a llamarse portableLinuxApps. No fue hasta 2013 que empezaron a llamarse AppImage y hasta 2018 que se lanzó su primera versión estable.

Lo bueno de las AppImage

Viene todo lo necesario en un mismo paquete

Como los Snap y los Flatpak, las AppImage incluyen en sí mismas todo lo necesario para que una app funcione. Esto evita que tengamos que instalar software y unas dependencias que “ensucian” el sistema operativo. Como ejemplo, si una app necesita Java, su AppImage lo incluirá, lo que evitará que haya problemas de compatibilidad por usar una versión no soportada.

Son “Portables”

El nombre de portableLinuxApps tenía un sentido, y es que se pueden tratar como esos EXE de Windows que son etiquetados como “Portables”: podemos llevarnos la app en un USB y usarlo en cualquier otro ordenador que esté ejecutando Linux. Para lanzarlas, basta con hacer clic derecho sobre ellas, ir a las opciones de permisos, marcarlas como ejecutables y lanzarlas haciendo doble clic sobre ellas.

No precisan instalación

Como no se instalan, desinstalarlas es tan sencillo como mover las AppImage a la papelera. Es probable que la primera vez que las ejecutamos nos cree un archivo para que la aplicación aparezca en el menú de inicio de nuestra distribución Linux, por lo que para eliminarlas del todo tendríamos que eliminar ese archivo que se habrá creado en HOME/.local/share/applications. También puede crearnos una carpeta de configuración en nuestra carpeta personal que también deberemos eliminar si queremos “desinstalar” la AppImage por completo.

Lo malo de las AppImage

Tendremos que gestionar su ubicación nosotros

Al tratarse de aplicaciones “Portables”, seremos nosotros los que tendremos que elegir dónde colocarlas. Puede ser una buena idea crearnos una carpeta en HOME o en Documentos, por ejemplo, para meterlas todas.

Pequeños problemas con los accesos directos

Como hemos explicado anteriormente, algunas AppImage nos crean un acceso directo en HOME/.local/share/applications. Los problemas con esto son dos: primero, si no nos crea el acceso directo no podremos lanzar la aplicación como cualquier otra a no ser que nos creemos nosotros nuestro propio archivo .desktop, para lo que también tendremos que buscar y añadir nuestra propia imagen para su icono. El segundo es justamente lo contrario a lo primero: si nos crea un acceso directo, al eliminar la AppImage se nos quedará en el menú de inicio, por lo que tendremos que ir a la ruta anteriormente mencionada y eliminarlos a mano.

¿Cómo se actualizan las AppImage?

Los paquetes Snap se actualizan desde el centro de software o con el comando “sudo snap refresh APP”, sin las comillas y cambiando “APP” por la app. Los Flatpak se actualizan desde el centro de software o con el comando “flatpak update”. Pero, ¿y las AppImage? No es tan sencillo. Existe una herramienta llamada AppImageUpdate que está diseñada para eso, pero no es lo más intuitivo del mundo. En realidad, dependerá un poco de si el desarrollador ha introducido avisos o si solo ofrece información desde el menú “Acerca de” de una app en concreto. Esto es así en muchas aplicaciones de Windows y macOS, donde nos avisan de que hay una versión más nueva y nos ofrece descargarla.

Como veis, las ventajas de los paquetes que lo incluyen todo en sí mismos son muchas, no siendo las desventajas unas tragedias. Sabiendo un poco más sobre las AppImage: ¿Con cuál te quedas: Snap, Flatpak o AppImage?


7 comentarios, deja el tuyo

  1.   Rafael dijo

    Al respecto de lo que comentas “Puede ser una buena idea crearnos una carpeta en HOME o en Documentos, …” me pregunto yo, siendo usuario de Linux como eres ¿no se te ha ocurrido recomendar almacenar los ficheros AppImage en la carpeta “bin” del usuario (~/bin)? Es de cajón.

    1.    Pablinux dijo

      Hola. Esa es una opción, pero es opinión personal. A mí no me gusta mezclar cosas o retocar de más y, teniendo en cuenta que no son lo mismo, yo preferiría tenerlas separadas. Soy un poco “hipocondríaco” en ese sentido.

      Un saludo.

  2.   Marcos dijo

    Bueno, la carpeta bin dentro del usuario no es que sea lo más común del mundo. El “bin de usuario” es la carpeta “aplicaciones” dentro de “Documentos”.

    Y yo vengo aquí a preguntar algo sobre las appimage. Son portables, vale. Pero qué pasa con toda la configuración que generas ¿? dónde se guarda? Qué pasa con esta configuración si actualizas? A mi personalmente los appimage no me gustan.

    Saludos,

    1.    Pablinux dijo

      Hola. Nos crea una carpeta en HOME/.config. Guardándose ahí, la configuración se mantiene hagas lo que hagas con el software, aunque lo elimines y vuelvas a instalar. Al actualizar, la nueva versión cogerá la configuración de la misma carpeta.

      Un saludo.

  3.   Aleix dijo

    Sería importante recordar que AppImage ofrece 0 medidas de seguridad y que damos acceso completo a nuestro sistema a las aplicaciones que bajamos, haciendo los sistemas fácilmente atacables por viruses y varios.

    Hay que ir con mucho cuidado sobre como se usa AppImage, del mismo modo que era mala idea bajarse software de internet en Windows XP.

  4.   Cristhian Echeverry dijo

    Para mí personalmente primero lo que esté en los repositorios, luego snap y por último flatkpak.

    1.    miguel dijo

      Lo de siempre: descargar de fuentes conocidas

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.