BlueMail, cliente de correo sencillo que llega del móvil a nuestro escritorio.

BlueMail en modo oscuro

Encontrar el cliente de correo perfecto no es tarea sencilla. Personalmente, me suelo quedar con lo que trae por defecto mi sistema operativo, o así lo he hecho en mis dispositivos Apple. En Linux y Windows suelo instalar Thunderbird, empezando por que ha mejorado mucho en sus últimas versiones, siguiendo por que es compatible con los calendarios (iCloud incluido) y terminando por que KMail no funciona como debe. Pero aún no termino de estar contento. Si con todo lo que hay disponible, como en mi caso, aún no habéis encontrado vuestro cliente de correo, BlueMail es una nueva opción para Linux que está disponible como paquete Snap.

BlueMail no es una aplicación nueva. Hace ya tiempo que estaba disponible para Android y iOS, pero más tarde llegó a Windows y ahora lo ha hecho a Linux. Si me preguntarais el mejor punto de BlueMail, sin duda diría una interfaz que queda bien en prácticamente cualquier entorno gráfico y es muy sencilla, algo que no sorprende si tenemos en cuenta que dio sus primeros pasos en los dispositivos móviles. Si me preguntarais sobre algo malo, os diría que no cuenta con una función que yo no suelo usar, pero sí muchos usuarios: programar envíos o aplazar los recibidos.

BlueMail es sencillo y queda bien en cualquier entorno gráfico

Como hemos mencionado encima de estas líneas, BlueMail no es un cliente de correo para los “Power Users” o clientes más exigentes. Es una aplicación de correo en la que introduciremos usuario y contraseña y podremos empezar a enviar y recibir emails sin complicarnos. Esto es algo que a mí me parece importante, porque aplicaciones como KMail son tan confusas que hasta sus desarrolladores han reconocido que pueden mejorar este punto.

BlueMail incluye soporte para el modo oscuro que tan de moda está ahora mismo. No tener opciones avanzadas nos permite entender lo que podemos hacer desde cada icono. En la parte superior veremos el nombre de la cuenta que estamos usando y desde el mismo apartado podremos cambiar a otras que hayamos añadido. Se trata de un cliente de correo gratuito, pero la versión de escritorio no tiene la opción de añadir calendarios. Por otra parte, si queremos algunas funciones avanzadas, tendremos que suscribirnos (5.99$/mes).

Si tengo que ser sincero, tengo que decir que BlueMail me gusta mucho, pero creo que me voy a quedar con Thunderbird por la misma razón por la que empecé a usarlo: soporte para calendarios. Esto puede cambiar en cualquier momento si añaden el soporte, puesto que nunca me gustó el diseño de la propuesta de Mozilla aunque ha mejorado en las últimas versiones. Si estáis interesados, podéis instalar el paquete Snap BlueMail abriendo un terminal y escribiendo lo siguiente:

sudo snap install bluemail

¿Crees que BlueMail se merece una oportunidad?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.