Cómo instalar Ubuntu en un pendrive con almacenamiento persistente de la manera más segura gracias a GNOME Boxes

Ubuntu en un pendrive

Hace poco menos de dos años escribimos un artículo en el que explicábamos cómo crear un Live USB de Ubuntu con almacenamiento persistente. Es una buena opción si lo que queremos es llevarnos con nosotros un USB de instalación y queremos guardar los cambios que hagamos, pero no es un sistema operativo completo porque a veces da problemas. Hoy os vamos a enseñar cómo instalar Ubuntu en un pendrive con almacenamiento persistente, pero ese pendrive funcionará como el mismo Ubuntu que instalamos en el disco duro.

Ubuntu no es el sistema operativo más amigable para hacer estas cosas, o si no que le pregunten a un servidor que también lo ha hecho con Manjaro y el mismo instalador lo hace por nosotros. Algunos incluso llegan a recomendar desconectar el disco duro para evitar problemas o que el proceso de instalación vaya mejor, pero nosotros vamos a hacerlo en una máquina virtual, más concretamente con GNOME Boxes.

Ubuntu en un pendrive como si fuera un disco duro, pero portable

Antes de que empecéis a echar de menos capturas de pantalla, tenéis que saber que hay una demostración en vídeo al final del tutorial.

  1. Lo primero que haremos es ir a ubuntu.com y descargar la ISO del sistema operativo.
  2. Si no lo tenemos, instalamos GNOME Boxes (Cajas en español). También funciona con VirtualBox, pero en este caso tenemos que instalar Guest Aditions como explicamos en este enlace.
  3. Abrimos GNOME Boxes.
  4. Hacemos clic en el símbolo de suma y luego en «Crear máquina virtual» o «Create a Virtual Machine».
  5. Nos desplazamos hacia abajo y elegimos la opción de archivo de imagen.
  6. Elegimos la ISO que hemos descargado en el paso 1.
  7. Hacemos clic en «Crear» para iniciar la caja.
  8. Introducimos el pendrive en donde queremos instalar Ubuntu.
  9. Cuando inicie, elegimos nuestro idioma y «Probar Ubuntu».
  10. Hacemos clic en los tres puntos de la ventana de Boxes y elegimos «Propiedades» (o «Propierties», depende del idioma).
  11. Vamos a la pestaña de dispositivos y activamos nuestro pendrive. En mi caso es un SanDisk Ultra Fit de 32GB. La unidad aparecerá en el Ubuntu de GNOME Boxes. Y, lo más importante, será el disco de instalación preferente.
  12. Abrimos GParted.
  13. Nos aseguramos de que tenemos seleccionado el pendrive de destino y eliminamos todas las particiones que tenga. Es probable que algunas se tengan que desmontar primero.
  14. Aceptamos para dejar el USB vacío y sin formato.
  15. Una vez vacío, vamos a «Dispositivo/Crear tabla de particiones».
  16. Elegimos «gpt» y aceptamos haciendo clic en «Aplicar».
  17. Ahora creamos una partición de no menos de 512mb en FAT32.
  18. Confirmamos para que el pendrive se quede con una partición de 512mb (como mínimo) y el resto vacío.
  19. Salimos de GParted e iniciamos el instalador.

Proceso de instalación

  1. Hacemos clic en «Continuar», ya que se supone que ya hemos elegido el idioma al principio.
  2. Elegimos el idioma en el que se instalará el sistema operativo.
  3. Si lo deseamos, marcamos la casilla para instalar software de terceros. Lo que sí tenemos que hacer es clic en «Continuar».
  4. Y aquí empieza lo importante. Hacemos clic en «Más opciones».
  5. En «Dispositivo donde instalar el cargador de arranque» elegimos nuestra partición FAT32. En mi caso es /dev/sda1.
  6. Elegimos el espacio libre y hacemos clic en el símbolo de suma (+).
  7. Lo dejamos en «sistema de ficheros ext4 transaccional» y en «Punto de montaje» elegimos la raíz, que es el símbolo «/». Clic en «OK».
  8. Hacemos clic en la partición «FAT32» y luego en «Cambiar».
  9. En «Utilizar como:» elegimos «Partición del sistema «EFI». Clic en «OK».
  10. Ahora hacemos clic en «Instalar ahora» y aceptamos el mensaje haciendo clic en «Continuar».
  11. Seguimos con la configuración personal, empezando por la zona horaria.
  12. Configuramos nuestro usuario y contraseña.
  13. Ahora nos toca tener paciencia. En mi equipo, la instalación dura más de una hora.
  14. Finalizado el proceso de instalación, podemos salir de GNOME Boxes y eliminar la caja que se habrá creado.
  15. Metemos el pendrive en un PC e iniciamos desde él.

Oh, oh… esto no funciona…

  1. Nada más iniciar desde el recién instalado Ubuntu en un pendrive veremos un mensaje de error, pero que está creando un archivo EFI. Esperamos un momento.
  2. Una vez crea el archivo EFI nos muestra algunos fallos. Nosotros los aceptamos presionando cualquier tecla.
  3. Veremos el GRUB. Iniciamos… pero no va.
  4. Ahora lo único que tenemos que hacer es volver a intentarlo. La segunda vez que iniciemos ya todo irá como se esperaba. Bueno, no al principio; las primeras veces va muy lento, pero el rendimiento mejora con el uso.

Ese mismo pendrive se podrá usar en cualquier otro PC, pero la configuración, como la sensibilidad del panel táctil, es algo que tendremos que volver a ajustar cada vez que cambiemos de equipo. No es la manera más elegante por lo que pasa al final, pero sí es la más segura y, lo más importante, funciona.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.