Diferencias entre un hosting con Linux y uno con Windows

Web Hosting: Linux contra windows

En estos momentos y siempre y cuando sea posible, todo por culpa de la pandemia del COVID-19, la mayoría de las tareas se están realizando telemáticamente, es decir, desde casa. Trabajar a distancia tiene sus ventajas, y muchas de ellas también las aprovecharemos en servicios como el Web Hosting o almacenamiento web. Cuando buscamos un servicio de hosting para una web, nos surge una duda: ¿es mejor uno con Linux o uno con Windows?

La respuesta a esta pregunta dependerá de varios factores: uno de ellos es en qué sistema operativo nos sentimos más cómodos. Otro, el tipo de servicio que queramos ofrecer o el hosting que hayamos contratado. Muchos usuarios, sobre todo los que no tienen mucha experiencia, pensarán que lo mejor para alojar servicios o aplicaciones como WordPress o Joomla es hacerlo en Windows, pero esto no es así. En este artículo te lo demostraremos.

Diferencias entre un hosting Linux y uno Windows

Aunque también existen opciones con macOS, Linux y Windows son los dos sistemas operativos que más se usan en los servidores web. Si muchos se decantan por Linux es principalmente porque se trata de software libre, mientras que casi todo lo de Microsoft es privativo. Ante la cuestión de «¿cuál es mejor?», probablemente muchos usuarios de Linux dirían que las opciones que ofrecen los sistemas operativos del pingüino, pero ya hemos explicado que dependerá del servicio o aplicaciones que queramos alojar.

Entonces, ¿cuál debo elejir?

Para empezar, el alojamiento web en Linux o en Windows no depende del sistema operativo que usamos en nuestro ordenador. Nuestro equipo puede usar Linux, Windows, macOS, Android, BSD y prácticamente cualquier sistema operativo que nos permita acceder a los menús de administrador de nuestro hosting, algo que siempre serán páginas web.

Por otra parte, también tenemos que hablar del diseño de lo que nos mostrará el hosting. Este diseño tampoco dependerá del sistema operativo. Por ejemplo, si accedemos a https://ubunlog.com/wp-admin, lo que veremos será lo que nos ofrece WordPress, con sus paneles, sus páginas, secciones y demás, para este blog. Exactamente lo mismo podríamos decir si accedemos a otros servicios de hosting como el que tenemos en https://www.webempresa.com/hosting/hosting-web.html, y con estos dos ejemplos abarcaríamos la mayoría de casos en los que podríamos usar un servicio de alojamiento web: uno de tipo blogging y otro para guardar información en la nube.

Lo que tampoco dependerá del sistema operativo son las herramientas disponibles, a no ser que se use un cliente o app para acceder al servicio. Si entramos a WordPress, las herramientas disponibles serán el editor de artículos, la página para gestionar el contenido multimedia, los comentarios, las opciones personales y demás. Las herramientas y el diseño pueden cambiar dependiendo de si usamos el editor estándar (web) o si usamos alguna app, oficial o de terceros. En este último caso, dependerá de si nos gusta más una app u otra, algo que podría hacernos decantarnos por Windows o Linux.

Cuándo es mejor un hosting Linux

Wordpress en Linux

Cuando el servicio que queremos usar se ha desarrollado principalmente por desarrolladores que usan herramientas más propias de Linux. Por ejemplo, la Wikipedia está compuesta por páginas creadas con PHP y con una base de datos MySQL. Las aplicaciones se pueden instalar en un hosting Windows, pero funcionan mucho mejor en Linux porque es su hábitat natural. Esto es comparable a usar Kdenlive u OpenShot en Windows o en Linux: lo más lógico es que funcionen mejor en Linux por el mismo motivo.

Por otra parte, estamos hablando de software libre y esto se traducirá en un menor coste para el proveedor. Por lo general, un hosting Linux será más barato que uno con las mismas especificaciones y prestaciones que un hosting Windows.

Cuándo es mejor un hosting Windows

Hosting Windows

Del mismo modo que es mejor usar Linux para servicios que usen software diseñado por el mismo sistema operativo, también es mejor usar Windows para trabajar en software esencialmente diseñado para los sistemas de Microsoft. Por ejemplo, si el tipo de servicio que vamos a usar aloja páginas creadas con lenguajes y herramientas como ASP.NET, Visual Basic.NET, Microsoft Access, MS SQL o software de la compañía que dirige Satya Nadella.

Además, es más difícil, por no decir imposible, instalar software como el anterior de manera nativa en Linux, por lo que aquí la cosa estaría más clara a no ser que usáramos una máquina virtual o tuviéramos conocimientos avanzados. Aún en este último caso, las limitaciones harían que Windows fuera la mejor opción para usar el servicios diseñados con el software anteriormente mencionado.

Para qué da igual, y qué hay que tener en cuenta

Si lo que queremos es alojar una web que sólo consta de archivos HTML creados con software de texto plano, como Kate u otro como Dreamweaver, nos da lo mismo. Ahora bien, sí que hay que tener en cuenta otra cosa: la compatibilidad, siempre y cuando se use alguna codificación.

No os miento cuando os digo que tengo un hermano que siempre que le hablo de las bondades de Linux se queja contándome la misma historia: una vez quiso editar un archivo de texto, no le iba su PC, cogió el mío, lo abrió con LibreOffice (u OpenOffice, no recuerdo, pero es básicamente lo mismo), le cambió mucho texto y perdió el tiempo sin poder hacer nada. Esto es algo que nos puede pasar también en el caso que estamos tratando en este artículo. Hay algunas incompatibilidades que tenemos que tener en cuenta:

  • Las mayúsculas y minúsculas pueden no respetarse. Esto no debería ser un problema si usamos las últimas versiones del kernel de Linux, pero merece la pena tenerlo en cuenta, por si me equivoco yo o la función implementada por Linus Torvalds no trabajar como debería.
  • Las rutas: el principal problema aparecerá en las barras («\» y «/»). Si habéis usado WSL habréis comprobado lo molesto que puede ser esto: para realizar casi cualquier tarea con rutas, tenemos que modificar todas las barras o no haremos nada.
  • La codificación de los caracteres: y esto es lo que sufrió mi hermano. Todo puede cambiar si lo abrimos con un software diferente al original. Para solucionar esto, lo mejor es usar la codificación UTF-8 siempre. Esto es posible en la mayoría de software, por lo que no debería ser un problema independientemente de si creamos en Windows o en Linux.

Resumen

Como habéis podido comprobar, al final no hay ninguna opción mejor que la otra. Depende de varios factores, aunque personalmente siempre recomendaría usar Linux, pero por gustos personales.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.