En Gnome tienen planeado un rediseño en el administrador de ventanas

Modelo de gestión de ventanas

Durante décadas el modelo de gestión de ventanas no ha cambiado y Gnome planea trabajar en ello

Hace poco los chicos del equipo de diseño de la interfaz de usuario de Gnome, dieron a conocer mediante una publicación de blog un poco sobre las recientes discusiones que han tenido de manera interna sobre los planes para modernizar la administración de ventanas de Gnome.

Y es que en la publicación de blog, se hace la observación que actualmente el modelo de ventanas predeterminado se basa en conceptos de hace 50 años y a lo cual nadie ha hecho nada por cambiar esto. Con lo cual los chicos de Gnome han tomado la iniciativa con un trabajo adicional relacionado con el tamaño y el movimiento de ventanas para lograr un entorno mas cómodo.

Actualmente, muchos usuarios estamos acostumbrados a este modelo, modelo que para Gnome ya no es óptimo y crea dificultades para los principiantes que se enfrentan a la necesidad de analizar manualmente la pila resultante de pequeñas ventanas superpuestas o encontrar la ventana deseada superpuesta por otras ventanas.

Es por ello que mencionan que idealmente, el sistema en sí, debería organizar las ventanas de manera óptima de tal manera que el usuario pueda comenzar a trabajar de inmediato y ver las ventanas necesarias para resolver la tarea actual, sin tener que perder tiempo manipulando las ventanas, logrando su ubicación y tamaño aceptables. El enfoque actual para trabajar con Windows se caracteriza por ser un lío que el usuario debe resolver.

Para aumentar la eficiencia de la gestión de ventanas en Gnome, se propone utilizar elementos de diseño de ventanas en mosaico, en las que las nuevas ventanas se abren automáticamente de forma predeterminada sin superponerse con las ventanas ya abiertas y ocupan el espacio de pantalla óptimo.

Cabe mencionar que Gnome ya tiene soporte opcional para este modo, pero permanece sin reclamar debido a las limitaciones y problemas existentes. Entre las deficiencias del modo mosaico existente, se llama control completamente manual, soporte solo para el diseño de dos ventanas, implementación limitada (problema de agregar soporte para diseños complejos), control manual de escritorios virtuales, la incapacidad de agrupar ventanas en un pila que se puede mostrar simultáneamente.

Es por ello, que se tiene un plan para modernizar la administración de ventanas, el cual es pasar al modo de mosaico híbrido predeterminado, que combina las mejores características de las ventanas flotantes y de mosaico. Además, se mantendrá la posibilidad de volver al modo clásico de ventana flotante y usar un diseño de lado a lado en mosaico duro con división completa de toda la pantalla de borde a borde. La implementación de nuevos mecanismos de ventanas podría comenzar tan pronto como el lanzamiento de otoño de GNOME 46.

El nuevo modo en mosaico seleccionará automáticamente el diseño óptimo para ventanas que no se superpongan, al mismo tiempo que permite ajustes manuales. La nueva implementación también planea integrar el proceso de ventanas con el sistema de escritorio virtual y ampliar los metadatos de contexto de ventanas proporcionados por las aplicaciones. Por ejemplo, para seleccionar el tamaño de ventana óptimo, las aplicaciones pueden proporcionar sugerencias sobre el tamaño de ventana máximo deseado y una variedad de tamaños recomendados que son ideales para mostrar el contenido actual.

Cuando se abra la primera ventana en el nuevo modo, se colocará en el centro de la pantalla utilizando el tamaño óptimo, teniendo en cuenta los metadatos proporcionados por la aplicación. Por ejemplo, la ventana del navegador se expandirá a pantalla completa y el visor meteorológico se mostrará en un área de 700×500. Es importante tener en cuenta que el usuario puede cambiar el diseño de las ventanas en cualquier momento, quien, como antes, puede mover las ventanas arbitrariamente y cambiar su tamaño.

Ademas de ello, cuando se abren ventanas adicionales, las ventanas existentes se desplazan para dejar espacio para colocar otras nuevas junto a las existentes. Si se prefiere la expansión de pantalla completa, la nueva ventana se coloca en un escritorio virtual separado. Siempre que haya suficiente espacio en la pantalla, las ventanas se colocan por separado una al lado de la otra, pero si no hay suficiente espacio en la pantalla, se aplica un diseño de lado a lado más denso.

Finalmente, si estás interesado en poder conocer más al respecto, puedes consultar los detalles en el siguiente enlace.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.