Google continua con sus intenciones de eliminar los bloqueadores de anuncios

Google Chrome

Google Chrome

El enfrentamiento continúa entre Google y los desarrolladores de extensiones en los cambios introducidos en el Manifest V3. Ya que Google, envió recientemente a la SEC líneas que explican que los bloqueadores de anuncios actuales y otras herramientas de la misma familia podrían tener un impacto negativo en las actividades publicitarias de Google.

En donde según Google argumenta que algunos proveedores de servicios en línea tienen tecnologías integradas que podrían comprometer las características esenciales de la publicidad digital de terceros.

Explica claramente en el documento que la mayoría de los ingresos de Google provienen de las tarifas que se han pagado por publicar anuncios en línea.

Google tiene una decisión y esta no cambiara

Como resultado, estas tecnologías y herramientas podrían tener un efecto adverso en sus resultados. Es fácil comprender que Google no retrocederá en su decisión y que la compañía se mantiene firme en los cambios para bloquear los anuncios en el navegador Chrome.

Como alternativa, Google anunció que proporcionará en su lugar y la API webRequest, declarativeNetRequest API.

“Las tecnologías nuevas y existentes podrían afectar nuestra capacidad para personalizar anuncios o bloquear anuncios en línea, lo que perjudicaría a nuestro negocio. “Las tecnologías se han desarrollado para hacer que los anuncios personalizables sean más difíciles o para bloquear completamente la visualización de anuncios”

Básicamente, Google está diciendo que Chrome seguirá teniendo la capacidad de bloquear contenido no deseado.

Esto probablemente permitirá a las empresas desarrollar extensiones internas de Chrome, pero no bloquear anuncios. Pero la decisión frustra a más de uno y especialmente a quienes diseñan estos bloqueadores.

Raymond Hill, desarrollador líder de uBlock Origin, por ejemplo, condena esta decisión de Google. Según este último, el cambio a declarativeNetRequest API probablemente significaría la muerte de estas extensiones utilizadas al menos por 10 millones de usuarios de Internet.

“Si esta API declarativeNetRequest (más bien limitada) termina siendo la única forma en que los bloqueadores de contenido pueden realizar su tarea, básicamente significa que dos bloqueadores de contenido que he mantenido durante años, uBlock Origin y uMatrix ya no pueden a existir “

Después de las numerosas declaraciones Chris Palmer, uno de los ingenieros de seguridad de software de Google Chrome, habló en Twitter esta semana para decir que el cambio a la nueva API tenía la intención de mejorar la experiencia de navegación del usuario final.

No es el único que parece haber apoyado la decisión de Google de prohibir el uso de la API webRequest para bloquear una solicitud en particular antes de que se cargue.

Raymond Hill explicó que :

“El gran problema con webRequest es la privacidad y los agujeros de seguridad que no se pueden resolver.

Ellos (los desarrolladores de uBlock Origin) ignoraron esto solo para argumentar el rendimiento, pero luego ignoraron el costo de rendimiento de cada apilamiento de extensión webRequest en un proceso de representación completo, y así sucesivamente”

Sin embargo, estas diferentes declaraciones de los ingenieros de Google Chrome no parecen convencer a los desarrolladores y menos a Raymond Hill.

Continúa diciendo que la motivación de Google aquí tiene poco que ver con la experiencia del usuario final y mucho más para proteger los ingresos por publicidad de la creciente popularidad de las extensiones de bloques de anuncios.

Finalmente también señala que los cambios también podrían afectar la efectividad de algunas extensiones de control parental, privacidad y seguridad, que no ilustran el propósito de Google en el Manifest V3.

Dicho esto, Google no ha sentido por el momento ningún deseo de renunciar a estos cambios anunciados. En el futuro inmediato, Google responde a las críticas diciendo que busca una mejor experiencia para sus usuarios.

Sin embargo, lo que la compañía podría estar olvidando es que detrás de él, Mozilla FireFox podría aumentar su fortaleza para recuperar la cuota de mercado que Google podría perder.

E incluso Opera podría ganar una gran cantidad de usuarios inconformes por el bloqueo que pretende Google, ya que no podemos olvidar que Opera se ha caracterizado por ser de los primeros navegadores en implementar el bloqueo de publicidad y minería de forma nativa en su navegador.


10 comentarios, deja el tuyo

  1.   Mynor De Leon dijo

    They should know better, where there is a will there is a way.

  2.   Ronny Diaz dijo

    lo desintalo google Chrome y descago INTENET EXPLORE la vieja confiable

    1.    Juan Carlos dijo

      No me preocupa dado que uso Firefox, de vez en cuando uso Chromium.
      Espero que esa decisión no afecte a los navegadores que depende de el.

  3. Firefox , Opera y muchos más pueden reemplazarlo así que no hay nada de que preocuparse..

  4. brave, Firefox y mas

  5.   Robert dijo

    Yo uso Firefox o algunas veces en Linux el Konqueror. No me gusta Chrome. Que hagan lo que quieran los de Google.

  6.   Robert Robin dijo

    Que los eliminen. Yo no uso el Chrome porque no me gusta.

  7.   axford dijo

    Esto….., una pregunta, eso del chrome que es?

  8.   Miguel Angel dijo

    Los cambios de Google abarcan Chromium, y ni Opera, Brave, ni Vivaldi se salvan.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.