¿Necesito una VPN si uso Ubuntu?

La llegada de Internet ha supuesto una auténtica revolución en múltiples aspectos. Comunicarse, informarse o simplemente navegar por Internet por ocio, se han convertido en acciones que ya forman parte de nuestra vida. Cuando estamos navegando por Internet, perseguimos que la seguridad sea uno de los aspectos más importantes, cuando hace unos años este aspecto no suponía un problema.

En caso de que seamos usuarios de Ubuntu, debemos utilizar una VPN para Ubuntu para que la ciberseguridad no sea un elemento que nos afecte. ¿Hasta qué punto podría ser perjudicial para los usuarios no usar una VPN en cuando a ciberseguridad? En este artículo destacamos los motivos.

El coste de no contar con ciberseguridad 

Debido a que las personas almacenan una importante parte de su vida en los smartphones y ordenadores, es lógico que la seguridad sea uno de sus grandes problemas a la hora de navegar por Internet. Los hackers tienen la posibilidad de utilizar nuestra información con otros fines, por lo que debemos proteger nuestra conexión y privacidad debidamente con una VPN para Linux.

Para todo ello, lo mejor es reforzar nuestra seguridad con una Red Privada Virtual (VPN) que esté bien configurada y que proteja de manera eficaz. Lo mejor que podemos hacer en primer lugar es destinar una parte de nuestro tiempo en investigar e instalar la VPN para Ubuntu más conveniente. En caso de que únicamente debamos proteger nuestro ordenador, una VPN de calidad será suficiente para garantizar nuestra seguridad online. 

Ante la pregunta de cómo debemos instalar la VPN en Linux, deberemos tener instalado el paquete network-manager-vpnc. Para ello, deberemos acudir al gestor de software concreto d nuestra distribución. A continuación, en Ubuntu haremos clic en el icono de red, que son las dos flechas, en la barra superior y escogeremos conexiones VPN y seleccionaremos Configurar VPN. Seguidamente, pulsaremos añadir y seguiremos las instrucciones en pantalla para poder rellenar la información restante relativa al tipo de cifrado y nuestras credenciales de usuario.

Todo ello nos permitirá disfrutar de una óptima seguridad, puesto que los hackers persiguen encontrar distintos datos e información de índole personal para controlar la vida de las personas o beneficiarse de ella de manera ilegal. Si bien es cierto que los casos en que los ciberdelincuentes ponen en serio peligro la vida de las personas son muy raros, lo cierto es que hay otros aspectos de nuestra vida que sí que están en riesgo.

¿Hasta qué punto nos afecta una escasa ciberseguridad?

Uno de los principales ítems que persiguen las entidades más peligrosas en Internet es nuestra información personal. Tratan de encontrar nuestro nombre, número y pin de tarjeta de crédito y distintos datos que pueden usarse como vía para poder realizar alguna acción que perjudique. La escasa seguridad de nuestros equipos será uno de los caminos más fáciles para alcanzarlo, por lo que insistimos en la necesidad de contar con una VPN que sea de calidad.

Por otra parte, no debemos descuidar el hecho de proteger nuestra información profesional. En caso de que trabajemos en una empresa de referencia y tengamos un cargo importante, no debemos descuidar el hecho de protegernos adecuadamente en Internet. La información a la que hacemos referencia es un claro objetivo para piratas informáticos, pero gracias a la VPN no podrán rastrearlos.

Las ventajas de una VPN van más allá de la ciberseguridad

Una vez sabemos para qué sirve una VPN y cómo instalarla en Linux, es importante recabar cuáles son las ventajas que tiene en otros aspectos. Lo cierto es que funciona en todas las aplicaciones, ya que tiene la capacidad de enrutar el tráfico de Internet. Además, tenemos la oportunidad de conectarla y desconectarla de manera sencilla, ya que la activación o no la podemos hacer siempre que queramos.

Por otra parte, podemos falsear nuestra ubicación, ya que es una manera eficaz de evitar la censura o bien, acceder a contenido limitado en cierto país. Este aspecto es muy útil para las personas que trabajan fuera de la oficina o empresas que cuentan con sucursales en distintas ciudades y que requieren de una única red privada.

Por otro lado, encontramos otra utilidad de las conexiones VPN como son las descargas P2P. Algunos proveedores tienden a bloquear estas descargas, mientras que otros optan por boicotear para que funcione mal. Podemos usar una conexión VPN para poder evitar la censura de nuestro país, pero también podemos evitar que nuestro proveedor de Internet boicotee las descargas P2P.

Ahora que conocemos cómo podemos instalar nuestra conexión VPN en nuestro Linux, qué ventajas tiene y por qué es importante contar con ella para mantener nuestra ciberseguridad en condiciones, es el momento de escoger la que mejor nos convenga, instalarla y poder disfrutar con todas las posibilidades que nos puede ofrecer para que nuestra seguridad en Internet no pueda resentirse.


4 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Loszibani dijo

    No, no te hace falta para nada y no vas a correr ningún riesgo, siempre hemos estado sin vpns y nunca nos ha pasado nada. Lo que está claro que si la tienes, pues muchísimo mejor y más cierto aún que van realmente bien. Yo tengo expressvpn y es fantástica, es cara, pero bien lo vale y tengo claro que mientras pueda pagarla la seguiré teniendo. Pero bien es cierto que la tengo desde septiembre del 2019 y uso únicamente Linux desde la versión 16.04 de Ubuntu y antes de tener la vpn, pues nunca me pasó nada, por tanto este artículo está muy mal planteado, lo real es que si la tienes mejor, pero si no la tienes no pasa nada en absoluto, esa es la verdad.

  2.   Pedro dijo

    No hace falta. Y de última usamos TOR.

  3.   AT dijo

    Quizá la idea del artículo sea buena.

    Pero el contexto en el que se desarrolla, es totalmente inexacto.

    No hay referencia histórica de por qué (y más importante aún) para que fueron creadas las VPN.

    No hay referencia a empresas y sus trabajadores, mucho menos a los roadwarriors, que en el día a día, necesitan consultar la tan preciada información dentro de la LAN de su empresa.

    Una aplicación de las VPN de última moda, es que complementen la función de algún proxy y «anonimicen» nuestra navegación por Internet, que es precisamente de lo trata de hablar este artículo (tristemente sin lograr nada)

    En definitiva, un buen tema para un artículo, pero que carece totalmente de profundidad, que no ilustra mas que lo mínimo y que en la práctica, sólo te da la instrucción, para instalar un paquete más.

  4.   Daniel dijo

    Nos venden VPN’s de otros sin saber que se trata, tan solo nos abren la boca y nos llenan de babas para hacerte con un paquete de GNU y conectarte a una VPN de pago sin saber para qué sirve.
    Los filtros P2P se montan sobre la característica de de la señal de comunicación (protocolo), y entre la conexión del móvil o fibra y el operador solo hay un paso. No sirve para nada. Tor es mas conveniente. Y tampoco termina de estar configurado del todo Out of the Box y de nada sirve hasta que no lo blindes.
    Nos venden VPN para protegernos, y resulta que lo que procuramos ocultar a nuestro operador, al que pagamos la conexión de internet, que nos conectamos a ubuntulog.com, y pagamos aparte a otro operador para que lo monitorice gestione y censure él.
    Porque VPN es una Red Privada Virtual.
    A grandes rasgos, sirve para que tu fibra de 300mb vaya lenta como el culo. Y para el colmo la compartas con miles de hackers.