Sesión de Gnome congelada, algunas opciones para reiniciarla

about arreglar una sesión de escritorio gnome congelada

En el siguiente artículo vamos a echar un vistazo a qué podemos hacer si nos encontramos ante una sesión de Gnome congelada. Hoy en día, mucha gente está utilizando Gnome Shell ya que es confiable, fácil de usar y cada vez más rápido. Sin embargo, incluso los mejores escritorios tienen problemas.

Quizás el problema más llamativo y debilitante que padece Gnome es que a muchos usuarios se les congela la sesión. En las siguientes líneas vamos a ver qué hacer cuando tengamos una sesión de escritorio Gnome congelada.

Cómo reiniciar una sesión de Gnome congelada

Método 1: reiniciar X11

Gnome Shell tiene una función de reinicio incorporada. Los usuarios podemos ejecutarla para reiniciar un escritorio congelado. El único inconveniente es que esto no funciona con Wayland, por lo que tenemos que utilizar “Xorg para que funcione.

Para reiniciar la sesión de Gnome Shell mientras todo está congelado, empezaremos pulsando la combinación de teclas Alt+F2. Esto hará aparecer una ventana en la que podremos escribir comandos.

En esta ventana solo tendremos que escribir ‘r. Este comando, principalmente reinicia la sesión sin cerrarla.

ejecutar una orden desde escritorio

r

Esto vamos a poder hacerlo tantas veces como queramos, en caso de que un solo reinicio no solucione el problema.

Método 2: reinicio de Wayland

Si estás utilizando Wayland para Gnome notarás un buen rendimiento, pero aún a pesar de esto pueden darse bloqueos de sesión. Lamentablemente, aquí la función de reinicio no funciona. Será necesario hacer algo más para recuperar el control del equipo.

Para reiniciar una sesión, en este caso no podremos trabajar en el entorno de escritorio Gnome. En su lugar tendremos que usar la consola TTY y forzar el reinicio del administrador de escritorio que maneja Gnome y así poder reiniciar la sesión. Para abrir la consola, podremos utilizar las combinaciones de teclas Ctrl+Alt+F2 o Ctrl+Alt+F3.

Una vez dentro de la ventana de la consola TTY, tendremos que iniciar sesión. Si todo es correcto, obtendremos acceso a la línea de comandos en modo TTY. Desde aquí, tendremos que seguir las instrucciones paso a paso para reiniciar nuestra sesión:

Paso 1: Con el comando systemctl stop, detendremos la ejecución del administrador de pantalla Gnome. Hacer esto finalizará automáticamente la sesión de Gnome Shell:

sudo systemctl stop gdm

Si usas LightDM con Gnome, en lugar del comando habrá que usar:

sudo systemctl stop lightdm

Paso 2: Al ejecutar el comando de detención, gdm o lightdm dejarán de ejecutarse. Desde aquí vamos a iniciarlo otra vez usando el comando de inicio:

sudo systemctl start gdm

Para LightDM el comando a ejecutar sería:

sudo systemctl start lightdm

Si los comandos se ejecutan de manera correcta, deberíamos ver la pantalla de inicio de sesión de Gnome. Desde ahí podremos iniciar sesión otra vez.

Método 3: utilizando gnome-shell –replace

Si has probado los métodos anteriores de Xorg y Wayland y todavía no has conseguido solucionar los problemas, todavía existe una tercera forma de reiniciar la sesión de Gnome Shell mientras está congelada. El argumento “replace“ funciona de manera parecida a lo que hacíamos con Wayland, ya que debe iniciarse en la terminal TTY. Accederemos a ella con las combinaciones de tecla Ctrl+Alt+F2 o Ctrl+Alt+F3.

Según he leído por ahí, esta solución funciona con todas las versiones de Gnome Shell, incluida Wayland.

Dentro de la terminal TTY, vamos a iniciar sesión con nuestro usuario y seguir las siguientes instrucciones:

Primero vamos a crear un archivo llamado “gnome-restart usando el comando touch:

touch gnome-restart

Lo siguiente será utilizar el comando echo. Con el que vamos a agregar el código de reinicio al archivo gnome-restart, escribiendo en la terminal primero la línea:

echo '#!/bin/bash' > gnome-restart

Y después esta otra línea:

echo 'DISPLAY=:0 gnome-shell --replace &' >> gnome-restart

Actualizaremos los permisos del archivo ‘gnome-restart que acabamos de crear para que podamos ejecutarlo como un programa desde la terminal:

sudo chmod +x gnome-restart

Lo siguiente será mover el archivo ‘gnome-restart‘ a /usr/bin/. Con esto conseguiremos que el sistema pueda llamarlo como un programa:

gnome-restart

sudo mv gnome-restart /usr/bin/

Desde la terminal TTY, tendremos que escribir gnome-restart para reiniciar nuestra sesión de Gnome Shell congelada. Este comando también lo podremos ejecutar directamente desde el escritorio de Gnome pulsando Alt+F2 para abrir la ventana de comandos en la que escribiremos:

gnome-restart

Al ejecutar el comando con éxito nuestra sesión ya debería ser funcional otra vez.

Método 4: usando Killall

Artículo relacionado:
Kill: todo lo que necesitas saber sobre este comando para Unix

Después de todo lo dicho, cuando se bloquea una sesión de Gnome, creo que esta es la forma más fácil de reiniciarla. Solo tendremos que escribir en la TTY:

killall -3 gnome-shell

El comando anterior también podemos utilizarlo como un alias en el archivo ~/.bashrc de la siguiente forma:

alias add gnome killall

alias kgnome=’killall -3 gnome-shell’

Una vez guardado el archivo, cuando una sesión de escritorio se quede congelada, desde la TTY solo tendremos que escribir:

kgnome

Con este comando forzaremos el cierre de la sesión bloqueada.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.