Ubuntu tiene un grabador de pantalla básico y oculto instalado por defecto. Te contamos cómo usarlo

Grabador de pantalla en GNOME

Los motivos para grabar la pantalla de nuestro escritorio pueden ser muchos y muy variados. Aquí en Ubunlog hemos escrito muchos artículos relacionados a esto, pero algunos de ellos quedan obsoletos porque el desarrollador deja de ofrecer soporte o algo similar. Esto es algo más difícil si el grabador de pantalla está integrado en el sistema o, en este caso, el entorno gráfico, por lo que podríamos decir que Ubuntu tendrá siempre uno disponible.

Por lo menos en el momento de escribir este artículo, GNOME nos ofrece la posibilidad de grabar la pantalla sin tener que instalar software extra como SimpleScreenRecorder, aunque es un grabador de pantalla básico con algunas carencias. Está integrado en el sistema como lo está el de Windows 10, el que para mí sería el mejor grabador de cualquier sistema operativo si no fuera porque solo nos permite grabar ventanas sueltas y no todo el escritorio.

Cómo usar el grabador de pantalla integrado de GNOME

Es un poco extraño que una función como esta esté «oculta». Project GNOME no la promociona como debería, por lo que es poco conocida. Se puede lanzar con un atajo de teclado simple, que sería Ctrl+Alt+Shift+R (R de Record = Grabar). Nada más presionar el atajo veremos un punto rojo arriba a la derecha, en la bandeja del sistema, como el que tenéis en la imagen que encabeza este artículo y que me he olvidado de señalar.

El problema con el grabador de pantalla integrado de GNOME es que tiene algunas restricciones que le impiden competir con otro software especializado como el mencionado SimpleScreenRecorder o Kazam:

  • La grabación empezará al instante. No hay opción de añadir una cuenta atrás. Personalmente, no veo esto como un gran problema, puesto que el «0» de la cuenta atrás lo activamos con el atajo; el problema sería mayor si el inicio de la grabación dependiera de un clic hecho en una ventana como en SimpleScreenRecorder, lo que empieza grabando algo que no deseamos. Pero esta es mi opinión.
  • No hay opción de pausar la grabación; es todo continuo.
  • No hay opción de seleccionar un trozo de la pantalla, ni una ventana en concreto. Grabará siempre todo el escritorio (lo contrario al grabador de Windows 10).
  • Los vídeos se guardarán automáticamente en nuestra carpeta Vídeos en formato WEBM. Esto no se puede editar. Si queremos el vídeo en otro formato, tendremos que convertirlo nosotros. En este artículo os explicamos cómo convertir audio, pero FFmpeg también permite convertir vídeos.
  • No graba sonido. Si queréis grabar tutoriales con sonido, el grabador de pantalla integrado de GNOME no os servirá.

Aumentar el tiempo de grabación

Otra restricción es el tiempo de grabación. Por defecto, al presionar Ctrl+Alt+Shift+R empezará a grabar y se parará automáticamente a los 30 segundos. También podemos parar la grabación si repetimos el atajo, pero para grabar más de esos 30 segundos deberemos hacer un cambio. Escribiremos este comando:

gsettings set org.gnome.settings-daemon.plugins.media-keys max-screencast-length 300

El comando anterior aumentará el límite máximo de 30 a 300 segundos. Lógicamente, si el tutorial que queremos grabar supera los 5 minutos, 300 segundos tampoco serán suficientes, por lo que personalmente recomiendo usar el valor 0 para eliminar el límite; cuando queramos parar la grabación, usaremos el atajo (Ctrl+Alt+Shift+R) una segunda vez.

Artículo relacionado:
Vokoscreen, un programa sencillo para grabar vídeos de tu escritorio

Otras opciones

Aunque este artículo no va de eso, creo que merece la pena mencionar algunas alternativas, todas disponibles desde los repositorios oficiales:

  • SimpleScreenRecorder. Es el programa que uso yo y me ofrece todo lo que necesito. Puede grabar con calidad, todo el sonido, una región y me siento cómodo con él.
  • Kazam. Es muy parecido a SimpleScreenRecorder y tiene un diseño más agradable, por lo que lo mejor es que probéis cuál os gusta más y dedicáis por vosotros mismos.
  • Vokoscreen. Otra opción similar a Kazam y SimpleScreenRecorder.
  • FFmpeg también nos permite grabar el escritorio desde el terminal, tal y como explicamos aquí.
  • VLC también nos sirve para grabar la pantalla, pero teniendo en cuenta lo complejo que es el proceso y las alternativas existentes, no es la opción que yo recomendaría.

¿Qué opción es tu favorita para grabar la pantalla en GNOME?


Un comentario, deja el tuyo

  1.   Daniel dijo

    Lo bueno que hay muy buenas opciones, yo uso simplescreenrecorder y cuando no es posible instalarlo, uso kazam. En las constantes revisiones de distros me he dado cuenta que varias de ellas vienen con Simplescreenrecorder ya instalado. Saludos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.